viernes, 17 de noviembre de 2017

miércoles, 8 de noviembre de 2017

miércoles, 4 de octubre de 2017

Los gatos en la Edad Media


Cuando pensamos en la imagen que se tenía de los gatos en la Edad Media, no es raro que inmediatamente pensemos en una visión negativa, asociada con la superstición y con la figura de las brujas y muchas veces magnificada por la literatura posterior. Sin embargo, ¿era esta la verdadera relación que se tenía en la época medieval con los animales favoritos de internet?
Si nos movemos en la Europa de en torno al siglo XII, no es raro encontrar rastros de estas visiones negativas: los gatos generalmente se asociaban con la figura del demonio e incluso su función más positiva, la caza de ratas y ratones, se comparaba con el modo en el que el mal captaba las almas de los justos. El mayor problema radicaba en la independencia de estos animales; según los textos sagrados, dios habría creado al ser humano para que dominase a todas las especies, pero sin embargo los gatos seguían manteniendo una independencia que inclinaba a la gente a desconfiar de ellos. De aquí surgirá la interpretación iconográfica del gato como símbolo de traición, que le llevará en muchos casos a aparecer ligados a la figura de Judas en las escenas de la Última Cena.
Son numerosas las corrientes heréticas que fueron acusadas de adorar a los gatos, como los cátaros e incluso los Templarios, que al ser llevados a juicio ya en el siglo XIV tuvieron entre las acusaciones en su contra el convivir con estos animales. Aunque más tardía, no podemos dejar de mencionar la relación de los gatos con la figura de las brujas, de quienes se dirá que tenían la capacidad de convertirse en estos animales.



Sin embargo, no todos los habitantes del occidente medieval sentían odio o recelo por los gatos. No hace falta más que echar un vistazo a los manuscritos de los monasterios, donde no sólo aparecen como elementos decorativos de la marginalia realizando todo tipo de actividades, sino que no faltan las referencias de los propios autores y autoras a aquellos animales que tenían como mascotas y que se paseaban sobre sus manuscritos.


domingo, 1 de octubre de 2017