domingo, 16 de abril de 2017

Un rescate con sorpresa

Una camada de gatitos abandonados fue encontrada en una papelera de reciclaje a un lado de la carretera. La gata, que asumieron era la madre, estaba acurrucada con ellos para mantenerlos tibios en medio el frío clima.

Alguien caminaba a casa cuando encontró a los gatitos, y de inmediato llamó al Homeless Animal Adoption League. Él sabía que de no actuar rápido, pronto se iban a congelar.La gata hacía lo mejor que podía para proteger a sus gatitos, e incluso miró a los rescatistas como diciendo “gracias”. Ellos cubrieron la papelera con una manta y los llevaron al refugio.

Todos los gatos estaban sanos y eran capaces de comer por sí solos. Al principio pensaron que eran 4 gatitos, pero luego se dieron cuenta de que en realidad eran 6. Sin embargo, esa no fue la única sorpresa…

La gata que ellos asumieron como la madre, ¡en realidad era un gato! No se sabe si se trata de su padre, su hermano, y simplemente otro gato de la calle, pero lo cierto es que actuó como madre adoptiva y protegió a los gatitos lo mejor que pudo.



¿Cuánto vive un gato?


Gato


Echando una mano



Eugenio Blaas

Gato



Mirko Hanak

miércoles, 29 de marzo de 2017

Un granjero encontró 4 ”gatitos” huérfanos en su granero, y luego se enteró de que no eran gatos domésticos comunes…

Un granjero encontró a cuatro gatitos en su granero, pero entonces descubrió que estos no eran lo que parecían…


El hombre de Rusia encontró a esta camada de gatitos huérfanos desesperados por recibir ayuda. La madre no se veía por ningún lado y tampoco regresó.
El granjero no abandonar a los gatitos a su suerte, así que los llevó a un lugar seguro y pidió ayuda.
Los gatitos, cuyos ojos aún estaban cerrados, no se parecían a ningún otro gato que el agricultor hubiese visto antes. Se puso en contacto la Reserva Natural Daursky, y el equipo de rescate que acudió a su granja notó de inmediato que no eran gatos domésticos.
Resultaron ser gatos de Palla o “Manuls”, un pequeño gato salvaje nativo de Asia Central. El gato de la Palla es un felino salvaje muy raro de encontrar, que puede crecer hasta los 60 cm de largo y pesar alrededor de seis libras.

Conscientes de que los gatitos necesitaban una madre, los cuidadores tenían la esperanza de que sus dos gatas domésticas del refugio los aceptaran y ayudaran a criarlos como si fueran suyos.
Y por suerte, estas gatas amorosas los recibieron con los brazos abiertos y se convirtieron en sus madres sustitutas.


El plan era cuidar de los bebés y rehabilitarlos hasta que estuvieran listos para regresar a su hábitat natural.

Cuando llegó el momento, los cuidadores llevaron a los gatos de Palla rescatados de vuelta a su hábitat natural, justo a donde pertenecen, despidiéndose de ellos para siempre.

Tu gato es tu guardián



Desde hace miles de años, el gato ha sido considerado un animal sagrado. No en vano dicen los esotéricos que este animal tan misterioso tiene un don especial que los conecta con el mundo energético para, según los metafísicos, protegerte y limpiar la energía negativa de tu alrededor.
Si ya tienes un gato o estás pensando en poner uno en tu vida, deberías leer los 7 gestos que hace tu gato que te protege de las malas energías.

El gato es un animal mágico que atrae la energía positiva

+Detecta y regula la energía. Tu gato es capaz de saber dónde está la energía positiva y negativa, la sincroniza y trata de equilibrar el exceso o la deficiencia de flujo de la energía que necesitas para estar vital.
+Tiene poder sanador. No es que hagan milagros, pero como sabes, los gatos se acercan a las personas enfermas o tristes, incluso se acurrucan en aquellas zonas de tu cuerpo con dolencias para reforzar tu energía y através de esta, sanarte.
+Purifica las malas energías. Las situaciones de tensión, el estrés o las preocupaciones hacen que las malas energías vayan contigo y se instalen en tu casa, pero tu gato es el encargado de detectarlas y transformarlas en energía positiva para ayudarte.
+Transmite sabiduría. Según el mundo esotérico, los gatos tienen un don especial con el cual pueden transmitirnos el conocimiento que necesitamos para avanzar, progresar y madurar espiritualmente.
+Maúlla para mejorar la energía. Muchas veces tu gato maúlla sin razón aparente en lugares de lo más recónditos, pero lo cierto es que está tratando de atraer tu atención para avisarte de que algo va mal. A través del maullido y el ronroneo logra equilibrar estas energías.
+Actúa como un filtro que impide que las bajas frecuencias energéticas lleguen a ti. Los gatos cuidan de ti haciendo que barrera entre las malas vibraciones y tú.
+Vigila tu sueño. Cuando tu gato se coloca a los pies de tu cama no pretende otra cosa que protegerte de las malas energías que pueden apoderarse de ti mientras duermes.